MÉXICO ENTRE PARÉNTESIS “EL LEGÍTIMO”

EL LUGAR DONDE LOS POLÍTICOS LEGÍTIMOS Y ESPURIOS SON IGUAL DE DESPRECIABLES, PORQUE CALDERÓN Y AMLO NO SON TODO......AQUÍ TIENES PLENA LIBERTAD DE EXPRESARTE ¿SE TE HACE POCO? ¡ENTONCES NO ERES LIBRE! “RESPETO Y CORDIALIDAD”
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Las "Adelitas" (las auténticas)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Melz



Cantidad de envíos : 1674
Localización : SLP
Fecha de inscripción : 09/03/2008

MensajeTema: Las "Adelitas" (las auténticas)   Mar Abr 08, 2008 8:21 pm

La adelita, mujer soldado que al acompañar a "su hombre" preparaba la comida y el fusil, remendaba ropa, despachaba ferrocarriles, espiaba, era telegrafista, correo, enlace, propagandista, enfermera y combatiente (llegó a ocupar puestos de mando); también era valiente, aguerrida, abnegada y solidaria con la lucha.

Cuántas de ellas habrán muerto o quedado lisiadas? Mujeres que pasaron a la historia a través de las películas mudas o fotografías mostrando la dureza en sus rostros, producto de vivir en medio de la crueldad de la guerra, por estar con el compañero, elegido con libertad.

Vale la pena compartir que "la adelita" fue un personaje de carne y hueso. Su nombre fue Altagracia Martínez y se la conocía como Marieta Martínez. Ella dejó la comodidad de un hogar de clase media para integrarse a la Revolución. Francisco Villa y Rodolfo Fierro fueron los famosos generales que la bautizaron como Adelita. Hasta donde se sabe, Pascual Orozco la mandó matar.

Otro hecho dejado de lado por la historia oficial es que, en 1911, en medio del polvo, los ferrocarriles y las balas, poco más de mil mujeres, lideradas por la organización Amigas del Pueblo, que apoyaba a Madero, firmaron un documento dirigido al presidente interino Francisco León de la Barra para pedir el derecho al voto. La exigencia no se planteó de manera frívola, se sustentó con el argumento de que la Constitución de 1857 —vigente en ese momento—, no prohibía explícitamente ese derecho, por lo que les era permitido ejercerlo. Esta lucha continuó hasta la administración del presidente Adolfo Ruiz Cortines, en los 50.





ALTAGRACIA MARTINEZ (MARIETA MARTINEZ ó ADELITA)

Fue una la que saltó a la fama y de ahí que se impusiera este nombre para todas las belicosas. Aunque poco se sabe de ella, los investigadores dicen que su nombre era Altagracia Martínez. Su popularidad llega hasta nuestros días con la imagen captada por Jerónimo Hernández, fotógrafo oficial y muy probablemente jefe de fotografía del diario maderista Nueva Era.

La imagen, publicada el 8 de abril de 1912 en ese diario, muestra a una mujer con un reboso en la cabeza, bajando del ferrocarril de la estación Buenavista y a las de tropas del general Victoriano Huerta a punto de partir hacia Chihuahua, donde combatirían al general Pascual Orozco, que se había sublevado contra el presidente Francisco I. Madero.

El pie de foto dice: “Defenderé a mi Juan”. De ahí que Altagracia se considerara como soldado, aunque algunos dicen que era una cocinera y otros, que era una prostituta. Sin embargo, la mayoría sigue creyendo que estaba en el frente de batalla.

Aunque la fama de Las Adelitas se dio en la Revolución Mexicana, Ríos asegura que las mujeres tomaban armas desde la Independencia (1810)."Cobran visibilidad en 1922 cuando viene todo este movimiento nacionalista, cuando llegan a la Ciudad de México las tropas mexicanas. Cuando se establecen estas mujeres en el zócalo (centro de la capital), la prensa se asusta al verlas y las tacha de mujeres mugrosas y harapientas que tiene piojos y hasta dicen groserías.

Estaban sentadas en las banquetas con el niño llorando, con el canasto de ropa y con el trompete de las tortillas”, señala Ríos. De ahí que estuvieran en boca de todos cuando señalaban que dejaban sus hogares para levantarse en armas.

Una de las hipótesis que explican la participación femenina en las batallas es que al verse solas y sin apoyo económico directo, se fueron detrás de sus hombres para cumplir con su papel de ama de casa, pero desde los campamentos y a la falta de militares, entraban ellas al quite.

“La mujer ha acompañado al hombre y a sus hijos permanentemente y no importa a dónde. Va a la guerra y se une al hombre; no solo le prepara sus alimentos, sino que también lo acompaña como una segunda línea de batalla para ayudarlo, impulsarlo y servirle como una enfermera. La mujer se convirtió en alguien muy importante en la guerra de la Revolución”, explica el experto Alejandro Guerra.

Y es que muchas veces Las Adelitas se enfrentaron al dolor de perder a su hombre y entonces valientemente agarraron el fusil. “Cuando entra a la batalla está sujeta a todos los vaivenes de la guerra y puede ser una prostituta, porque cuando el hombre se le muere y ella está en la lucha puede ser refugio o ayuda a otros hombres. Se vuelve una mujer que acompaña y ayuda a los demás”, argumenta Guerra.

AL QUITE POR AMOR

Y es precisamente esto lo que más sorprende a los expertos sobre Las Adelitas, que fueron capaces de arriesgar todo por amor. “Es una situación que no en cualquier parte del mundo pasa. En México la mujer es la que más está junto al hombre y por eso es tan importante la Adelita en México. Se ha entregado en todo momento. Las Adelitas traían por un lado el rifle, por el otro la canasta con comida, y al niño o niña cargado con un reboso en la espalda”, comenta Guerra.

Así, representante de todas Las Adelitas de México, la fotografía de Altagracia Martínez ha sido publicada hasta el cansancio en carteles, postales, libros, etcétera, pero su rostro, a pesar de ser el más famoso, es tan solo uno de entre las miles de mujeres que tomaron las armas a favor de la Revolución Mexicana. ‘Yo soy rielera, tengo mi Juan, el es mi vida yo soy su querer, cuando me dicen que ya se va el tren, adiós, mi rielera, ya se va tu Juan...’

http://bieninformado.com/?c=133&a=29053
http://www.cimacnoticias.com/site/s07112004-HACEDORAS-DE-LA-HI.31110.0.html




JUANA BELEN GUTIERREZ DE MENDOZA
( 1857- 1942)

Nació el 27 de enero de 1857, en San Juan del Río Durango, se dio a conocer en 1900 con un libro de poesía. Combatiente de la Revolución Mexicana contra Díaz y Huerta en el Partido Liberal Mexicano y el Antirreleccionista. Empezó a publicar desde los 22 años en los periódicos más importantes de fines de siglo: El Diario del Hogar y en el Hijo del Ahuizote. Fue encarcelada en Minas Nuevas, Chihuahua en 1897 por un reportaje sobre las condiciones laborales en el mineral de la esmeralda de ese estado. Juana Belén fundó la revista semanal Vésper en 1901 en la Ciudad de México, con el objeto de atacar al clero y al gobierno de Díaz, por ésta publicación es encarcelada en San Juan de Úlua por tres años y ahí conoce a mujeres como Dolores Jiménez, María Dolores Malvaes y Elisa Acuña.

Juana Belén al volver de prisión colabora en el Excélsior. En 1907 Díaz la deporta a Estados Unidos. En 1909, Juana Belén fundó el Club Femenil Amigas del Pueblo en el que participaron: Delfinda Peláez, Manuela Gutiérrez, Dolores Jiménez Y Muro, María Trejo, Rosa G. de Maciel, Laura Mendoza, Dolores Medina, Jacoba González. A su regreso del exilio en 1911, se unió a Zapata. Al triunfar Obregón se instaló en la capital. Juana Belén Gutiérrez, con apoyo de otras mujeres organizó el grupo de Hijas de Anáhuac, conformado aproximadamente por 300 mujeres con ideología anarquista. En las Hijas de Anáhuac confluyeron obreras que demandaron hacia 1904 mejores condiciones de trabajo para las mujeres. Juana Belén participó en la elaboración del Plan de Ayala. Murió el 13 de julio de 1942 en la Ciudad de México."¡Paso, Sr. Gral. Díaz, paso!., Apártese ud., retírese de un puesto que reclamamos para un hombre honrado, para un patriota sincero, para un gobernante digno cuya moral nos permita luchar por nuestros ideales a la sombra del Derecho y no a la sombra de las bartolinas, como hoy. Sr. Gral. RETÍRESE USTED".4

Fuente: Aurora Tovar Ramírez, Mil quinientas mujeres en nuestra conciencia colectiva, Catálogo biográfico de mujeres en México, México, DEMAC, 1996, pp 296.
http://www.inmujer.df.gob.mx/muj_destacadas/juanabelen.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Las "Adelitas" (las auténticas)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Las "Adelitas " de la revolución mexicana.
» Maldiciones de burro ENVIDIOSO no llegan "al cielo", miren los deseos del "humanista" lambizcon traidor a todo lo que se le cruce en el camino
» UPyD "vende" caro su escaño
» Sobre los Aldeanos aqui en Miami, tengo mis "ideas" sobre esto , y ustedes?
» Las obras de la "Y" vasca: objetivo prioritario de ETA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
MÉXICO ENTRE PARÉNTESIS “EL LEGÍTIMO” :: FORO SOCIAL Y CULTURAL :: HISTORIA DE MÉXICO.-
Cambiar a:  
Crear foro | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Denunciar un abuso | Crea tu blog gratis