MÉXICO ENTRE PARÉNTESIS “EL LEGÍTIMO”

EL LUGAR DONDE LOS POLÍTICOS LEGÍTIMOS Y ESPURIOS SON IGUAL DE DESPRECIABLES, PORQUE CALDERÓN Y AMLO NO SON TODO......AQUÍ TIENES PLENA LIBERTAD DE EXPRESARTE ¿SE TE HACE POCO? ¡ENTONCES NO ERES LIBRE! “RESPETO Y CORDIALIDAD”
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Sobre Benito Juárez

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Melz



Cantidad de envíos : 1674
Localización : SLP
Fecha de inscripción : 09/03/2008

MensajeTema: Sobre Benito Juárez   Miér Mayo 14, 2008 9:18 pm

APUNTES PARA MIS HIJOS


En 21 de marzo de 1806 nací en el pueblo de San Pablo Guelatao de la jurisdicción de Santo Tomás Ixtlán en el Estado de Oaxaca. Tuve la desgracia de no haber conocido a mis padres Marcelino Juárez y Brígida García, indios de la raza primitiva del país, porque apenas tenía yo tres años cuando murieron, habiendo quedado con mis hermanas María Josefa y Rosa al cuidado de nuestros abuelos paternos Pedro Juárez y Justa López, indios también de la nación Zapoteca. Mi hermana María Longinos, niña recién nacida pues mi madre murió al darla a luz, quedó a cargo de mi tía materna Cecilia García. A los pocos años murieron mis abuelos, mi hermana María Josefa casó con Tiburcio López del pueblo de Santa María Yahuiche, mi hermana Rosa casó con José Jiménez del pueblo de Ixtlán y yo quedé bajo la tutela de mi tío Bernardino Juárez, porque de mis demás tíos: Bonifacio Juárez había ya muerto, Mariano Juárez vivía por separado con su familia y Pablo Juárez era aún menor de edad.

Como mis padres no me dejaron ningún patrimonio y mi tío vivía de su trabajo personal, luego que tuve uso de razón me dediqué hasta donde mi tierna edad me lo permitía, a las labores del campo. En algunos ratos desocupados mi tío me enseñaba a leer, me manifestaba lo útil y conveniente que era saber el idioma castellano y como entonces era sumamente difícil para la gente pobre, y muy especialmente para la clase indígena adoptar otra carrera científica que no fuese la eclesiástica, me indicaba sus deseos de que yo estudiase para ordenarme. Estas indicaciones y los ejemplos que se me presentaban en algunos de mis paisanos que sabían leer, escribir y hablar la lengua castellana y de otros que ejercían el ministerio sacerdotal, despertaron en mí un deseo vehemente de aprender, en términos de que cuando mi tío me llamaba para tomarme mi lección, yo mismo le llevaba la disciplina para que me castigase si no la sabía; pero las ocupaciones de mi tío y mi dedicación al trabajo diario del campo contrariaban mis deseos y muy poco o nada adelantaba en mis lecciones. Además, en un pueblo corto, como el mío, que apenas contaba con veinte familias y en una época en que tan poco o nada se cuidaba de la educación de la juventud, no había escuela; ni siquiera se hablaba la lengua española, por lo que los padres de familia que podían costear la educación de sus hijos los llevaban a la ciudad de Oaxaca con este objeto, y los que no tenían la posibilidad de pagar la pensión correspondiente los llevaban a servir en las casas particulares a condición de que los enseñasen a leer y a escribir. Este era el único medio de educación que se adoptaba generalmente no sólo en mi pueblo, sino en todo el Distrito de Ixtlán, de manera que era una cosa notable en aquella época, que la mayor parte de los sirvientes de las casas de la ciudad era de jóvenes de ambos sexos de aquel Distrito. Entonces más bien por estos hechos que yo palpaba que por una reflexión madura de que aún no era capaz, me formé la creencia de que sólo yendo a la ciudad podría aprender, y al efecto insté muchas veces a mi tío para que me llevase a la Capital; pero sea por el cariño que me tenía, o por cualquier otro motivo, no se resolvía y sólo me daba esperanzas de que alguna vez me llevaría.

Por otra parte yo también sentía repugnancia (de) separarme de su lado, dejar la casa que había amparado mi niñez y mi orfandad, y abandonar a mis tiernos compañeros de infancia con quienes siempre se contraen relaciones y simpatías profundas que la ausencia lastima marchitando el corazón. Era cruel la lucha que existía entre estos sentimientos y mi deseo de ir a otra sociedad, nueva y desconocida para mí, para procurarme mi educación. Sin embargo el deseo fue superior al sentimiento y el día 17 de diciembre de 1818 y a los doce años de mi edad me fugué de mi casa y marché a pie a la ciudad de Oaxaca a donde llegué en la noche del mismo día, alojándome en la casa de don Antonio Maza en que mi hermana María Josefa servía de cocinera.
En los primeros días me dediqué a trabajar en el cuidado de la granja ganando dos reales diarios para mi subsistencia, mientras encontraba una casa en qué servir. Vivía entonces en la ciudad un hombre piadoso y muy honrado que ejercía el oficio de encuadernador y empastador de libros. Vestía el hábito de la Orden Tercera de San Francisco y, aunque muy dedicado a la devoción y a las prácticas religiosas, era bastante despreocupado y amigo de la educación de la juventud. Las obras de Feijoo y las epístolas de San Pablo eran los libros favoritos de su lectura. Este hombre se llamaba don Antonio Salanueva quien me recibió en su casa ofreciendo mandarme a la escuela para que aprendiese a leer y a escribir. De este modo quedé establecido en Oaxaca en 7 de enero de 1819.


http://www.antorcha.net/biblioteca_virtual/historia/apuntes/apuntes.html


Última edición por Melz el Miér Mayo 14, 2008 9:23 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Melz



Cantidad de envíos : 1674
Localización : SLP
Fecha de inscripción : 09/03/2008

MensajeTema: Re: Sobre Benito Juárez   Miér Mayo 14, 2008 9:20 pm

OTRA VERSIÓN DE SU "HUIDA"


Nacido en San Pablo de Guelatao, Oaxaca, en 1806, era hijo de zapotecas. A los tres años fallecieron su padres, Marcelino Juárez y Brígida García, quedando al cuidado de sus abuelos paternos junto con sus hermanas María Josefa y Rosa. Su hermana menor, recién nacida, María Longinos, pasará a vivir con su tía Cecilia García.

Tras fallecer sus abuelos se trasladó a vivir con su tío Bernardino Juárez, quien parece que se emborrachaba habitualmente y se dedicaba al pastoreo de ovejas. Fue en este ambiente donde Juárez aprendió el laboreo y las tareas campesinas, si bien su tío le enseñó a leer y el idioma castellano, que consideraba esencial para prosperar económica y socialmente.

Dos hechos se entrecruzan en su decisión de establecerse en Oaxaca. Uno es la necesidad de completar su formación y otro es un descuido en la realización de sus labores, lo que le hizo temer el castigo de su tío. Así, con doce años, se escapa de casa y se establece con su hermana María Josefa, cocinera en la casa de la familia Maza.

Durante esta etapa, gracias a su hermana y a la propia familia Maza, consigue incrementar sus estudios y vive unos años de estabilidad. Aprendió también un oficio en el taller del encuadernador Antonio Salanueva, lo que permite también aprender mediante la lectura de autores como Feijóo o Plutarco. Con todo este bagaje puede ingresar en el seminario, como alumno externo, el 18 de octubre de 1821, el mismo año en que México declara su independencia.


http://www.artehistoria.jcyl.es/historia/personajes/6496.htm
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Melz



Cantidad de envíos : 1674
Localización : SLP
Fecha de inscripción : 09/03/2008

MensajeTema: Re: Sobre Benito Juárez   Miér Mayo 14, 2008 10:12 pm

CREO TENIAS RAZÓN BETOVILLA, JAJAJA ESTA HISTORIA NO ME LA SABIA Embarassed


Su infancia


Benito Juárez quedó huérfano de padre y madre. Pero sus abuelos lo recogieron junto con sus hermanas Josefa y Rosa. La hermanita más pequeña se llamaba María y la recogió una tía.

Luego murieron los abuelos de Benito y fue entonces cuando inició su vida como pequeño pastorcito al servicio de su tío Bernardino.

Benito Juárez era un indito singular. Su idioma zapoteca, dulce y sonoro, lo ponía en contacto con las gentes de la región, pero su mirada iba siempre por los claros campos del porvenir.
Con su tío Bernardino empezó a aprender el español y a garabatear algunas letras.

Benito era un pequeño flautista, él mismo hizo su flauta con un carrizo y la tocaba mientras cuidaba sus ovejas, como para enviarles el mensaje de su presencia.
Pasaban los arrieros por San Pablo Guelatao y Benito platicaba con ellos, se informaba de todo y aprendía muchas cosas.

Benito era un niño limpio, le gustaba bañarse en el río, pero una vez se metió en la laguna Encantada. Allí estuvo todo el día y al regresar a casa le faltaba una oveja, por lo cual el tío le pegó tanto que Benito se acostó a contemplar su dolor entre sus pobres cobijas.

Se cuenta que en la tardanza de Benito no había nada de irresponsabilidad. Lo que pasó es que se metió en un islote lleno de carrizos y bejucos. Llegó el viento, arrastró el islote al centro de la laguna Encantada y Benito pudo salir hasta que el mismo viento, meciendo el islote, lo acercó a la orilla. El error fue no contar las ovejas, lo cual le costó la paliza que el tío le dio.

Al otro día siguió su trabajo habitual, pero tocaba su flauta con más tristeza, enviando mensajes a la distancia.

Se le presentaron unos cirqueros, Benito emprendió larga y amena plática con uno de ellos y, mientras eso sucedía, otro cirquero robó y mató una oveja de Benito, que la darse cuenta entristeció y decidió huir, recordando lo que le había pasado la vez anterior. Así fue como marchó hacia Oaxaca.


Larga y peligrosa fue la travesía, pero llegó a su destino, venciendo obstáculos y miedos.

Al llegar Oaxaca fue a buscar a su hermana Josefa, que allí trabajaba como sirvienta, en la casa de Antonio Maza. Josefa recibió a Benito con cariño, lo acogió como si fuera hijo suyo y lo acomodó en su propio cuarto.


http://www.bibliotecachiapas.gob.mx/chiapas/tzotzil/index.php?option=com_content&task=view&id=218&Itemid=274&lang=
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Melz



Cantidad de envíos : 1674
Localización : SLP
Fecha de inscripción : 09/03/2008

MensajeTema: Re: Sobre Benito Juárez   Miér Mayo 14, 2008 10:30 pm

Laguna Encantada de Guelatao


Descripción
Laguna de más de 100 metros (328,1 pies) de diámetro, y agua de tonalidades verdes, que según se dice hay épocas del año en que se pone roja, luego amarilla y después café, hasta ponerse turbia. Está rodeada por amplias zonas de pasto y frondosos árboles. A su alrededor se contemplan paisajes montañosos.


Localización
• Guelatao de Juárez: Se ubica al norte de la Ciudad de Oaxaca, a 55 kilómetros (34 millas) por la Carretera Federal 190 con destino al Istmo hasta llegar al monumento a Juárez. Desvíese a la izquierda para entroncar con la Carretera Federal 175 siga hasta llegar a la población. Tiempo aproximado: [1:15]












gracias Pecas!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
BETOVILLA



Cantidad de envíos : 520
Edad : 22
Localización : TEXAS
Fecha de inscripción : 09/03/2008

MensajeTema: Re: Sobre Benito Juárez   Miér Mayo 14, 2008 10:51 pm

NOMBRE MALE Y TODAVÍA TE FALTA CONOCER EL RESTO DE LA HISTORIA DE JUÁREZ CUANDO REENCARNA EN UN PERSONAJE MODERNO Y SE CONVIERTE EN “UN RAYITO DE ESPERANZA” PARA LOS MEXICANOS, SE CONVIERTE EN “EL MOVIMIENTO SOY YO” Y AL IGUAL QUE ANTES CUANDO NIÑO EN SU VIDA ANTERIOR, EN ESTA TAMBIÉN PIERDE UN CHINGAZO DE BORREGOS JA JA JA JA JA JA JA.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Melz



Cantidad de envíos : 1674
Localización : SLP
Fecha de inscripción : 09/03/2008

MensajeTema: Re: Sobre Benito Juárez   Miér Mayo 28, 2008 11:11 pm

affraid affraid affraid affraid affraid

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
vaquero



Cantidad de envíos : 364
Localización : Guerrero
Fecha de inscripción : 12/03/2008

MensajeTema: Re: Sobre Benito Juárez   Vie Jun 20, 2008 8:11 am

Orale, está cañon Male.

Voy a comprar ese libro. Gracias.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Melz



Cantidad de envíos : 1674
Localización : SLP
Fecha de inscripción : 09/03/2008

MensajeTema: Re: Sobre Benito Juárez   Sáb Jun 21, 2008 1:07 pm

Historia y filosofía de la medicina
Médicos, muerte y acta de defunción, Benito Juárez murió de
neurosis del gran simpático en 1872
Guillermo Fajardo Ortiz,1 Alberto Salazar1
1Departamento de Historia y Filosofía de la Medicina, Facultad de Medicina, UNAM


Introducción

El nombre y el recuerdo de Benito Juárez García (1806-1872), hombre de baja estatura, de origen indígena, ha fascinado e intimidado a historiadores, políticos y muchos otros más. A continuación se presentan los datos referentes a su última enfermedad, la que lo llevó a la muerte.

Prolegómenos. El 17 de octubre de 1870 el presidente de México, Lic. Benito Juárez, a la edad de 64 años, presentó un cuadro patológico, al que los periódicos denominaron “congestión cerebral”, que motivó severas dudas y comentarios en sus familiares, amigos, autoridades públicas y población en general. En la Cámara de Diputados hubo serios temores, sus integrantes solicitaron al diputado michoacano, Dr. Francisco Menocal visitara al Sr. Juárez en su domicilio para valorar su enfermedad. El Dr. Francisco Menocal se trasladó a la hoy calle de Serapio Rendón, entonces zona alejada del centro de la ciudad de México, revisó al primer mandatario, encontró que su estado era grave, sus pulsaciones estaban disminuidas, eran de treinta por minuto, después de reposar y dormir unas cuantas horas las pulsaciones del presidente ascendieron a setenta. Dos días después el Sr. Juárez había mejorado notablemente. Inicialmente se diagnosticó “congestión cerebral”, posteriormente “parálisis del gran simpático”. El cuadro repitió una semana después, el 24 de octubre, fue menos grave.

Visitas médicas y tiempos difíciles. Durante el citado mes de octubre y durante varias semanas el Dr. Rafael Lucio (1819-1886) se ocupó de atender al presidente, lo visitaba en Palacio Nacional.1

En enero de 1871, murió Margarita Maza, esposa del Lic. Benito Juárez, el presidente fue afectado emocionalmente,2 pocos meses antes había sido reelecto para el cargo, hubo severas críticas políticas por el acontecimiento, señalándose manipulaciones.

Angina de pecho. Dieta singular. El 20 de marzo de 1872, precisamente un día antes de su cumpleaños, el Lic. Benito Juárez presentó un problema médico, el Dr. Ignacio Alvarado (1819-1886) diagnosticó angina de pecho, pero hubo mejoría y transcurrieron varias semanas sin trastornos. El 8 de julio presentó molestias, y se prescribió una dieta de: “vinos, media copa; jerez, Burdeos, pulque; sopa, tallarines, huevos fritos; arroz; salsa picante de chile piquín; bistec; frijoles; fruta y café, para ingerirse entre una y dos de la tarde. En la noche, a las nueve, una copa de rompope, copa chica.

El Dr. Alvarado era juarista, años atrás había dejado de ejercer en su consultorio privado y suspendido sus clases en la Escuela de Medicina, para acompañar a Benito Juárez en su peregrinación por el país.

A las puertas de la muerte. El fallecimiento. Diez días después de las molestias anteriores, el 18 de julio de 1872, el Dr. Lic. Benito Juárez moriría. Una importante referencia es el testimonio “talentoso” del Dr. Ignacio Alvarado, que expresó: “Serían las once de la mañana de aquel luctuoso día, cuando un nuevo calambre dolorisísimo del corazón lo obligó a arrojarse a su lecho, no se movía ya, el corazón latía débilmente, su semblante se demudó, cubriéndose de las sombras precursoras de la muerte, y en lance tan supremo tuve que acudir contra mi deseo a aplicar un remedio muy cruel, pero eficaz; el agua hirviendo sobre el corazón...”.


Última edición por Melz el Sáb Jun 21, 2008 1:14 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Melz



Cantidad de envíos : 1674
Localización : SLP
Fecha de inscripción : 09/03/2008

MensajeTema: Re: Sobre Benito Juárez   Sáb Jun 21, 2008 1:10 pm

El grito de agonía. El “tratamiento” provocó que el presidente se quejara violentamente, dijo: “Me está usted quemando”. El Dr. Alvarado contestó amablemente: “Es intencional, así lo necesita usted”. Hubo cierta tranquilidad durante cerca de dos horas, se repitió el cuadro, repitió el “tratamiento”, pero no hubo respuesta, las fuerzas de Benito Juárez estaban agotadas.

Últimas audiencias. Durante las últimas horas de vida del Lic. Benito Juárez, con la salud sensiblemente quebrantada, el Secretario de Relaciones insistió en una audiencia, tenía un problema importante que tratar, fue recibido, el funcionario no se enteró de la enfermedad mortal. Poco después recibió a un general, al que dio instrucciones. Benito Juárez estaba lúcido, presentía que había llegado al final de su destino, continuaba trabajando. Procedía de una cultura en que el sufrimiento se oculta.

Noticias difusas. En las horas finales de Benito Juárez se le hizo saber al pueblo y a los colaboradores y amigos del Presidente que padecía reumatismo en una rodilla. Sin embargo hubo que rectificar pues se propagaron rumores infundados en el sentido de que su muerte se debía a un envenenamiento; las versiones se desmintieron al elaborarse y darse a conocer el acta de defunción, documento que fue firmadopor los doctores: Ignacio Alvarado, Gabino Barreda y Rafael Lucio Diez, los firmantes indicaban que la causa de muerte era neurosis del gran simpático, se elaboró el acta en la casa que entonces habitaba Benito Juárez, en la calle de Moneda, en el número 1 al lado de Palacio Nacional.

Versión fiel del acta de defunción. Una anotación en el ángulo superior izquierdo manifestaba: “No. 1218. Mil doscientos diez y ocho. Benito Juárez: Neurosis del gran simpático. De orden superior. Sin derechos”. El cuerpo del acta expresaba lo siguiente: “En la ciudad de México a las diez de la mañana del día diez y nueve de julio de mil ochocientos setenta y dos ante mí, Francisco J. Ruíz, juez 3º del estado civil de esta capital, compareció el C. Benito Juárez Maza, hijo natural de Oaxaca, de diecinueve años, soltero, estudiante y con habitación en el número uno de la calle de Moneda, y expuso que: a las once y media de la noche de ayer en su dicha casa, falleció de neurosis del gran simpático, el padre del compareciente , el C. Benito Juárez Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, natural de San Pablo Guelatao en el estado de Oaxaca, de sesenta y seis años de edad, siendo abogado y con habitación en la referida casa, hijo legítimo del C. Marcelino Juárez y de doña Brígida García, ambos difuntos. Se inhuma su cadáver en el Primer Patio del Panteón de San Fernando. Son testigos los C. C. Pedro Santacilia, hijo político del finado, natural de Santiago de Cuba, de treinta y ocho años, casado, literato y vive en la misma casa; y Manuel Dublán, concuño del finado, natural de Oaxaca, de cuarenta y un años, casado, abogado y habita en el número treinta y nueve de Santa Teresa la Antigua. Con lo que termino esta acta que se levantó en la propia casa mortuoria, a donde se trasladó el Juzgado en vista de la comunicación de esta fecha por el C. Gobernador del Distrito, la cual se archiva bajo el número de esta acta lo mismo que los certificados expedidos por los médicos de cabecera, C.C. Ignacio Alvarado (sic), Gabino Barreda, y Rafael Lucio. Doy fe, así como de que se dio lectura a la presente y estuvieron conformes”. Al finalizar el documento aparecen las firmas de: J. Ruiz, Benito Juárez Maza, M. M. Dublán.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Melz



Cantidad de envíos : 1674
Localización : SLP
Fecha de inscripción : 09/03/2008

MensajeTema: Re: Sobre Benito Juárez   Sáb Jun 21, 2008 1:12 pm

Versiones periodísticas. El periódico “El Federalista”, publicación literaria y política, del 19 de julio de 1872 publicó una nota titulada: “Sobre enfermedad y muerte del Presidente de la República Don Benito Juárez”, que expresaba lo siguiente: “Según los datos sacados padecía de neurosis crónica del gran simpático el día 17 de julio a las 7 A.M. Ese día a las 10:30 P.M., sintió náuseas, el siguiente día experimentó malestar y un poco cansado presentó durante el día dolores de opresión en el pecho que le impedía respirar; a las 7 P.M., se postró en cama, su mal lo venció desde ese momento empeorando cada vez más, que después de un síncope lo examinó el Dr. Alvarado, médico de la familia, el cual manifestó sus temores a la familia, que le quedaban tres horas de vida”.

“Desde ese momento aumentaron los dolores y no había posibilidad de calmarlos por medio de pociones internas porque el Señor Juárez tenía violentas náuseas; se recurrió a inyecciones locales de Solución de Morfina, sobre el lado izquierdo del pecho”.

“El Presidente le pidió a un criado que le comprimiera con la mano el lugar donde sentía el dolor que padecía atrozmente el señor Juárez, pero no tenía conciencia de su fin próximo. Se recostó en su cama a las 11:25 P.M., por el lado izquierdo descansó su cabeza sobre su mano, no volvió a hacer movimiento alguno, sin agonía, sin ningún padecimiento aparente exhaló su último suspiro”.

“Esperaban que fuera un síncope, el doctor Barrera incendió un fósforo y lo acercó a los ojos del señor Juárez para ver si la intensidad de la luz imprimía movimientos a las pupilas, no quedaba esperanza, el Sr. Juárez había muerto, el 18 de julio de 1872, a las 11:25 P.M.”

El periódico “Tiempo de México” en su edición del 19 de julio de 1872, en un artículo que se titulaba “Murió el presidente Juárez”, en la parte inicial señalaba que el presidente B. Juárez había fallecido el día anterior a las once y media de la noche, víctima de angina de pecho, siendo atendido por su médico de cabecera Ignacio Alvarado, quien declaró “Después de esa crisis el Presidente se incorporó del lecho y reposó en un sillón. En la tarde recibió al ministro de Relaciones, que desde en la mañana insistía en verlo, y poco después a un general con quien discutió planes militares. Después el señor Juárez volvió al lecho donde falleció cinco horas después”.

En 1887 Porfirio Díaz mandó colocar una placa en la recámara donde el mandatario falleció, indicaba la causa de la muerte y la hora.

A la muerte de B. Juárez tomó el mando de la nación Sebastián Lerdo de Tejada, Presidente de la Suprema Corte, y el 1º de diciembre de 1872, como presidente electo.

Los restos del Lic. Benito Juárez reposan en el Panteón de San Fernando en la Ciudad de México en compañía de los de su esposa, Margarita Maza de Juárez.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Melz



Cantidad de envíos : 1674
Localización : SLP
Fecha de inscripción : 09/03/2008

MensajeTema: Re: Sobre Benito Juárez   Sáb Jun 21, 2008 1:13 pm

http://www.medigraphic.com/espanol/e-htms/e-facmed/e-un2006/e-un06-4/em-un064k.htm
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sobre Benito Juárez   Hoy a las 5:56 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Sobre Benito Juárez
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Sobre Ortega y Gasset....Ser de izquierda es como ser de derecha, una de las maneras que el hombre puede elegir para ser un imbecil
» Sobre los Aldeanos aqui en Miami, tengo mis "ideas" sobre esto , y ustedes?
» Sobre fotolibro
» LA OPINION DEL CUBANO SOBRE "EL BLOQUEO"
» consulta sobre la forma de la cabeza

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
MÉXICO ENTRE PARÉNTESIS “EL LEGÍTIMO” :: FORO SOCIAL Y CULTURAL :: HISTORIA DE MÉXICO.-
Cambiar a:  
Crear foro | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Denunciar un abuso | foro gratis